h1

Opus Iudaei minuit: alleluia

12 enero 2020

Mula y buey Opus
Pues como hoy es el Domingo de la Sagrada Familia, vamos a poner una meditación dialogada. Vean qué moderno es el CeTáCeo: dialogada, como en las no-misas. Y como hasta el dos de febrero seguimos en tiempo de Navidad, ponemos arriba una ilustración ad hoc, de cuando Ratzi okupaba los aposentos papales y los opusitas le hacían la ola (como ahora se la hacen al Bicario).

CeTáCeo, ¿se ha dado cuenta de que las familias del Opus ya no son tan numerosas como antes?
—¿Numerosas? Ya van quedando pocas familias del Opus, gracias a Dios.
Eso también. Pero no, CeTáCeo. Señalo que tienen menos hijos que antes.
—Es natural. O sea, es antinatural, pero fácil de comprender.
¿Cómo es eso?
—Acuérdese, hombre. En sectas como el Opus los cambios son a la voz de ¡ar! Años setenta: las del Opus se cubrían la cabeza en los templos. Años ochenta: todas descubiertas. Años ochenta: las del Opus vestían todas falda. Años noventa: unas conservan faldas, pero más cortas; otras, en pantalones “modestos”. Nuevo siglo: todas en pantalones. Años setenta: sacerdotes del Opus en sotana. Años noventa: en traje negro y alzacuellos, a lo protestante. Ahora: depende del lugar, todavía. En algunos sitios, ya en chaqueta y corbata.
Ya. Pero no veo la relación con la disminución del número de hijos en sus familias.
—Pues es fácil. Es con su disminución en general. Mire: antes, los de la “clase de tropa” que se casaban servían para proporcionar nuevos miembros (sus hijos) al Opus y para suministrar dinero a la secta, además de una cierta “normalidad”: los supernumerarios al menos no eran eunucoides como los numerarios. Pero ahora los hijos de las familias del Opus no suelen caer en la red de la secta: más tarde o generalmente más temprano se alejan. El mismo clima laico que el Opus tanto ha contribuido a crear (“vocación laical” y laicismo social y político) no facilita la captura de pobres gentes de buena fe para que la secta las transforme en zombies numerarios. Así que la “dirección espiritual” constriñe ahora a las familias opusitas a tener menos hijos, imitando al resto de los vaticanosegundistas.
Sigo sin entenderlo.
—Le digo que es fácil. Los hijos cuestan dinero. En las pretensiones burguesas del ambiente Opus, más dinero todavía. Más hijos, menos dinero para el Opus. Menos hijos, más dinero para el Opus.
Es usted despiadado, CeTáCeo.
—La realidad es despiadada, como el Opus.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: