Archive for the ‘Libros’ Category

h1

Caput perdere

24 octubre 2011

La cabeza de Enrique IV de Francia, en las manos equivocadas. Pero puede ser una buena oportunidad...

¡Nadie dude de la lealtad de este CeTáCeo a la augusta Casa de Borbón! (O a lo que de ella quede). Pero el paterfamilias primigenio, Enrique IV de la Francia, tenía sus cosas. Era navarro (transpirenaico), pero un poco hereje. Para hacerse con el reino de París, recuperó el seso y (más o menos) la ortodoxia. Húbolos que no se fiaron, y uno terminó dándole matarile en 1610. Matrimonio a matrimonio -con Infantas de España- los Borbones fueron perfeccionándose, y cuando Felipe V llegó a Madrid, ya era más Austria que los Habsburgo. Y así hasta nuestro Don Sixto.

Pero lo de los Usurpadores es otro cantar. Después de la Isabelona -descontado el Amadeillo, el Serranillo, los presidentes de las Republiquillas y el Caudillo– son de la ilustre Casa de

PUIG-MOLTÓ, la verdadera estirpe de "Louis XX"

... ¿una buena oportunidad para la prueba del ADN?

Cuando la Revolución Francesa, los de la Liberté, Egalité, Fraternité -aquellos adelantados del V2- saquearon las tumbas reales. La cabeza de Enrique IV fue separada de su cuerpo, y anduvo hasta hoy entre esos seres siniestros que llaman coleccionistas. Uno de ellos, de tanto leer el “Hello!”, parece haberse creído lo de que Luis Alfonso Puig-Moltó Martínez Dampierre Franco es “el Duque de Anjou”, y le ha entregado la cabeza, en un ataque de conciencia.

Y maquina este CeTáCeo: ¿no será cosa de aprovechar y comparar ADNs? La idea la tomo del fallecido Juan Balansó, juanista desengañado. En su curioso libro “La familia rival” (1994) proponía una de esas pruebas para despejar la duda sobre la descendencia de la Isabelona (II). Pero a lo mejor con Juanito (alias Juan Carlos) no se despejan: su madre era Borbón. De Borbones traidores y bobos, pero genéticamente Borbones. En cambio, Luis Alfonso lo último Borbón que pilla es la madre de uno de sus dieciséis tatarabuelos.

Ahora, en plena novena a las Ánimas del Purgatorio, y cerca ya del VII aniversario del matrimonio de Luis Alfonso con la hija del banquero de Chávez, ¿no sería bonito que el banquerillo “Duc” le regalase a la voluptuosa venezolana un árbol genealógico actualizado? Siempre puede celebrarlo con una superhortera mega-actuación como las de su bodorrio dominicano, que papi paga:

"Los Del Río", autores del nuevo himno legitimaux français: "¡Heyy, Macarena! ¡Aá!". Actuación estelar de la boda en 2004 de Luis Alfonso "le Duc" y Margarita Vargas. Junto con David Bisbal, Juan Luis Guerra... Pura elegancia "Ancien Régime"

Bueno, ahora en serio. (Antes también, pero sólo casi). Parece que Luis Alfonso quiere que la cabeza de Enrique IV vuelva a la tumba de la que fue robada y se reúna con el cuerpo. Aunque el susodicho Luis Alfonso sea un impostor a tiempo parcial, eso es digno y sensato. Lo que no es digno es escribir para proponérselo al indigno Sarkozy, sucesor de los ladrones asaltatumbas de 1793. Ni firmar con los títulos que se atribuye, a los que tiene tanto derecho como tiene este CeTáCeo al título de octópodo. De eso se trata, nos tememos: la pretensión Puig-Moltó en Francia es una contribución más para consolidar la sanguinaria République, confundiendo y desprestigiando a los legitimistas. Read the rest of this entry ?

Anuncios
h1

Sapere aude

10 diciembre 2008
El horror ACPero-Arbilero

El horror ACPero-Arbilero

Insertan este comentario en Suam cuique sponsam, que merece que el CeTáCeo guarde silencio y reproduzca.

CETÁCEOS QUE SE QUEDAN A LA LUNA DE VALENCIA…

Cada uno es muy libre de ir a la conferencia que quiera, pero a un carlista se le supone un determinado ánimo en según que conferencias. Han sido muchos los carlistas que se han tragado interminables diatribas del enemigo con la intención de sacar información o replicar llegado el momento. Una labor callada y desagradable, pero que suponía el cumplimiento de un deber moral.


Otra cosa es ir por ocio a cualquier cosa y perder el tiempo en convocatorias confusas. Anunciarlo encima se sitúa entre la tibieza, la frivolidad o la ignorancia. Es lo que han hecho los cetáceos del blog “Historia y Cultura”. Más valdría que un partido político se abstuviese de esos cometidos, porque asociaciones, congresos y revistas históricas sobre el carlismo los hay de sobra y el contenido histórico de dicho blog es cuanto menos mediocre. Solo lo salvan las aportaciones bienintencionadas de alguna destacada sixtina del Reino de Valencia, a pesar de las querencias pro-hugonotes del administrador del portal. Pero a lo que vamos. Que no tiene mejor ocurrencia que anunciar a bombo y platillo una conferencia de importancia relativa para los carlistas, pronunciada por un profesor universitario —José Luis Orella— con alguna producción pasable aunque con otra que pretende intencionadamente confundir (entre otras su biografía sobre Pradera) y en la que los organizadores sin mala fe pero con notable estulticia hacen una composición nefasta, ridícula e incluso ofensiva para España. Juzguen ustedes: la “Marianne” medio desnuda de la toma de la Bastilla (episodio históricamente ridículo) enarbola la sagrada bandera roja y gualda (¡la que salvaron los Requetés en la Cruzada!) http://carlistas-historiaycultura.blogspot.com/2008/11/conferencia-en-valencia-de-d-jos-luis.html


Cómo están estos cetáceos de despistados. El día de la restauración de la Tradición como sigan así se quedarán fuera de las murallas de Valencia, “a la luna de Valencia” con todos los herejes y heterodoxos expulsados.

h1

Quousque tandem?

4 febrero 2007

Carlos P�o de Habsburgo-LorenaFrancisco Franco emboinado

Ante mí el número 93, Enero 2007, de El Boletín CARLISTA de Madrid. Admito que esta cabecera siempre me ha intrigado. Para empezar, el boletín no es de Madrid, sino en Madrid, igual que la célebre Comisión de Navarros. Igual que esta, es un boletín navarro.

Este número tiene doce páginas. La de portada y otras siete se dedican al libro “Navarra fue la primera 1936-1939“. 12 – 8 = 4. La antepenúltima y la penúltima se dedican al “Museo del Carlismo” proyectado en Navarra. 4 – 2 = 2. La contraportada a una noticia ni navarra, ni madrileña, ni carlista. 2 – 1 = 1.

La página restante se titula “Acto carlista en EL CERRO DE LOS ÁNGELES 19 Noviembre 2006”. Un cuarto de la misma se dedica a Pedro Justo Dorado, sargento de requetés, mártir por defender la Basílica y el Monumento al Sagrado Corazón.

Los otros tres cuartos de página se dedican a “Siete salesas mártires de la guerra de España”. Martirizadas en Madrid. “En su recuerdo y homenaje se celebró el sábado, día 18 de noviembre, una solemne misa cantada en el Monasterio, a la que asistió una representación de ‘navarros en Madrid’, por la razón de que una de las monjas asesinadas, la hermana María Inés Zudaire Galdeano, era navarra …”

El que paga, manda. El que paga El Boletín CARLISTA de Madrid es Francisco Javier de Lizarza Inda, navarro de pro.

La portada termina: “Recogemos, por su interés histórico y bibliográfico, primero el Prólogo escrito por el catedrático de Wisconsin, Stanley G. Payne, y también lo que dijeron Francisco Javier de Lizarza, sobre el libro de su padre, y las de Javier Nagore, único autor recopilado felizmente viviente”.

Las dos primeras páginas reproducen el Prólogo “El Carlismo y el Alzamiento de Julio de 1936”, por Stanley G. Payne. Dice: ” … mientras en el bando republicano todos los partidos y movimientos mantenían y proseguían sus propios objetivos sociopolíticos durante la guerra, en el bando nacional los varios grupos los subordinaron a la causa común. De ningunos fue esto más característico que en el caso de los carlistas … El Jefe-Delegado de la Comunión en España, Manuel Fal Conde, había insistido originalmente que los carlistas debieran ocupar una posición política especial, si habían de participar en el movimiento nacional contra las izquierdas, para poder establecer su propia doctrina dentro de un gobierno nuevo. El general Emilio Mola, organizador de la rebelión militar, insistía en cambio en la necesidad de apoyo de voluntarios de milicias, pero … Los carlistas, el pueblo de Navarra, decidieron el dilema, y al movimiento militar le dieron carácter popular y religioso. Con la mediación de Antonio Lizarza Iribarren, se ofreció la participación entusiasta y abnegada de miles de voluntarios requetés, sin exigir ninguna contrapartida o compromiso político a escala nacional … Los líderes carlistas pensaban mantener la identidad política del carlismo, con las propias instituciones de la Comunión Tradicionalista, aunque sin pretender mandar o dirigir fuera de Navarra. Pero, cuando el Generalísimo Franco insistió en la absoluta necesidad de alcanzar una unidad política estrecha para ganar la guerra, los carlistas lealmente aceptaron su subordinación política en la nueva Falange Española Tradicionalista, partido único establecido por el régimen de Franco … Durante el curso de la guerra, el régimen de Franco asumió un talante cada vez más autoritario, que no era del agrado de los carlistas, aunque lo aceptaron en términos políticos mientras durase la contienda. Luego, a su final, el regente carlista, don Javier de Borbón-Parma, visitó la embajada británica en París para solicitar que Gran Bretaña usara su influencia para modificar el nuevo régimen en Madrid, tan favorable a las potencias fascistas, pero no se le hizo caso. En vez de emprender otra disidencia política, los carlistas meramente se apartaban más y más de las instituciones del régimen … ”

Hasta aquí la selección. Es una selección de medias verdades, olvidos selectivos y mentiras descaradas. Payne suprime al Rey Don Alfonso Carlos y al General Sanjurjo, y reduce a casi nada a Manuel Fal Conde y a Don Javier. Lo reduce todo a Navarra, y da por buena la cacicada, la traición de Rodezno y los suyos, como si hubieran representado al Carlismo. Da por bueno, su tesis es conocida, el golpe de Estado de Franco. Da por necesaria la unificación nazifascista. Miente sobre la aceptación de FET y de las JONS, en la cual nunca se integró la Comunión Tradicionalista. Silencia la persecución de los mandos carlistas, el robo del patrimonio de la Comunión, etcétera. Silencia la constante oposición de la Comunión, y la expulsión de ella de los traidores. Payne es despreciable. Se le podría sepultar con los cientos de documentos y de testimonios que prueban lo contrario de lo que este yankee afirma. Bastaría con los contenidos en la obra de Santa Cruz “Apuntes y documentos para la historia del tradicionalismo español 1939-1966”.

La cuarta y la quinta páginas son las “Palabras de F.J. de Lizarza” en la presentación pamplonesa del libro. Son de evocación sentimental, a la vez de su padre, del Carlismo, del Alzamiento y del “Generalísimo del Ejército nacional”.

Las tres siguientes son las palabras de Javier Nagore Yárnoz, escritor apreciable, notario, veterano de la Cruzada, navarro. Entre sus proezas está el haber hecho la guerra como requeté y haber sido Consejero Nacional de la Comunión Tradicionalista Carlista, sin haber sido él carlista nunca. Las querencias las deja claras: “cuarenta años de renacimiento religioso, paz y progreso social”. “Una convicción profunda en el pensamiento teológico es que la guerra, en sí misma, es irracional, y que el principio de una solución pacífica obligatoria de los conflictos es la única vía digna del hombre … con lo que se llega a la conclusión de que sólo la legítima defensa puede justificar la guerra”. ¿De qué “pensamiento teológico” hablará? Ay, Opus, Opus, por qué malos caminos los llevas. El resto de su intervención es buena.

Quo Vadis Museo del Carlismo cuenta cosas interesantes y menos interesantes sobre los manejos para ese “Museo del Carlismo” en que van colaborando muchos que no debían, y que tiene como fondos de base los del desaparecido Museo de Recuerdos Históricos que robaron los de EKA “Partido Carlista”. Da para otra entrada, lo dejaremos por ahora.

Contraportada en color: las evocaciones sentimentales de F.J.L. (Francisco Javier de Lizarza, no Federico Jiménez Losantos), carlismo y franquismo mezclados (como los pimientos con chocolate de La Cocina Futurista), se resumen en un término: octavismo. Por eso puse arriba a Franquito emboinado y al archiduque Karl Pius emboinado también.

Octavistas quedan dos, Lizarza y su archienemigo Carlos Ibáñez Quintana. Son pertinaces. Ibáñez sigue firmando “Zorzigarrentzale“, y Lizarza nos deleita con Devolución del Castillo de Bran. “Rumanía ha devuelto el Castillo de Bran, formidable fortaleza del siglo XIV, situada en Transylvania, a su legítimo propietario, el Príncipe Domingo de Habsburgo Hohenzollern y Borbón … Don Domingo es hoy el único bisnieto varón del Rey Carlos VII … Residente en Estados Unidos … ”

Dominic Habsburg es ciudadano estadounidense, por lo que renunció a cualquier título que pudiera corresponderle. Eso de “Príncipe” y “Habsburgo Hohenzollern y Borbón” es fantasía. Él mismo pasa de todo, y firma Dominic, a la inglesa, como se ve al pie de las fotos en color con las cuales El Boletín… alegra su contraportada. Una foto y una firma también con “Nella”, la judía Emmanuela Mlynarski, con quien Dominic se “casó” después de divorciarse de su primera mujer. Pobre Doña Blanca de Borbón: sus descendientes se inclinan a emparejarse con hijas del pueblo deicida, desde aquel Carlos “VIII” Pío con Christa Satzger de Baloanyos, que luego lo abandonó… Vamos a dejarlo, por no parecer “El Tomate”.

Este mismo enero, Mr. Dominic Habsburg vendió el tal castillo de Bran, dicen que por 50 millones de €, al millonario ruso Roman Abramovich, también propietario del club de fútbol Chelsea. Va a hacer un parque temático sobre Drácula.

Resumiendo. El Boletín CARLISTA de Madrid es realmente el boletín de un navarro que tiene ancestros carlistas y vive en Madrid.

h1

Cave canem

13 enero 2007

Bandera de Cabrera

En la conmemoración del Bautismo del Señor del año dos mil siete, bajo el patrocinio de la Santísima Virgen de los Dolores, de Santiago Matamoros y de Santo Dominguito del Val, empiezan los coletazos del CeTáCeo.

No me gusta la presencia carlista en Internet. Es numerosa, pero casi siempre parece hecha por el enemigo. Así es, en muchos casos.

Hablar de boletines y revistas tampoco puedo hacerlo en tono muy amable. Pero hablaré. De libros caerá alguno. Será inevitable referirse a personas, personajes, capillitas y tribus.

En virtud de la Santa Intransigencia, pienso tratar al amigo tan mal como al enemigo. A ver si se espabila.

Procuraré ocuparme también de otros y de otras, usando los mismos criterios. Habrá atención especial a los eclesiásticos. A todos advierto: os maltrato porque os quiero. (Vale: a otros los maltrataré aunque los deteste).

Cuento con una interesante red de colaboradores, voluntarios e involuntarios. Los carlistas no cuentan con Radio Requeté, pero radio macuto funciona de maravilla.